Ser responsables con la corresponsabilidad

El Convenio de Corresponsabilidad Gremial suscrito hace cinco años con la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) y homologado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, permite que con una tarifa sustitutiva se proceda al pago de los aportes personales y las contribuciones patronales correspondientes a los trabajadores.

Esto ha sido el resultado de intensas y trabajosas negociaciones que culminaron con un importante beneficio para los productores tabacaleros, que les facilita acabadamente el cumplimiento de sus obligaciones y el encuadre en la exigencia del trabajo registrado.

Resulta de gran importancia recordar que el convenio abarca a todos los trabajadores rurales que se encuentren en relación de dependencia de los productores de tabaco y que en el caso de que estos desarrollaren otras actividades los obreros afectados a estas quedan excluidos y se encuentran comprendidos en el régimen general en vigencia.

O sea que el convenio es sólo aplicable a los trabajadores que están afectados al cultivo de tabaco, por lo que no se deben incluir dentro del mismo a los que están afectados a otras actividades.

La Cámara del Tabaco de Salta integra la Comisión Mixta de Seguimiento y Contralor, encargada de velar por el fiel cumplimiento de sus cláusulas y detectar en tiempo real las novedades o anormalidades que aparezcan durante su aplicación, lo que conlleva el poder de policía y las facultades necesarias para excluir del sistema a cualquier productor que no se ajuste a las disposiciones dictadas en el marco del mismo.

Así habrá de hacerse, en tanto y en cuanto el interés general exige la irrestricta defensa de tan importante conquista.